Imprevistos y caprichos al remodelar
¿Cuánto dinero destino para eso?

La renovación o ampliación de tu hogar o negocio es una evento que muchos comienzan y algunos no lo terminan, porque no consideraron todo lo que iba a venir.  Entre "imprevistos y caprichos" se va a aumentando la cuenta de lo que tenías pensado hacer desde el inicio. 


Primero, debes tener claro el objetivo principal de dicha tarea, y segundo debes tener el apoyo de un verdadero profesional con el que te pueda entender lo que quieres lograr para tener un excelente resultado. Aquí te dejo un tip de los que considero más importantes antes de remodelar.

1.- Desde mi experiencia, mientras transcurre la obra de remodelación, van surgiendo distintas necesidades. Por ejemplo, es normal se nos antoje algo que no habíamos pensado como comprar un mejor mueble de baño, un piso más caro, una ventana más porque el espacio está muy oscuro, un vestidor más grande, más luminarias, etc., estos no son una necesidad como tal, sino un gusto que impacta fuertemente en nuestro presupuesto inicial.

Por otro lado, al momento de intervenir una casa y remodelarla, no se sabe exactamente con qué nos vamos a encontrar al demoler algo o excavar, ya que seguramente han pasado varios años desde su construcción y es posible que pasen alguna o varias de las siguientes situaciones:

- Al demoler un muro había instalaciones que no estaban previstas, por lo que hay que modificar su trayectoria.

- Al excavar para cimentación resulta que pasa un tubo de drenaje o tubería de agua que no estaba prevista.

- Al descubrir las instalaciones hidráulicas y sanitarias nos encontramos con que la tubería ya está podrida y es indispensable cambiarla o arreglarla.

- Descubrimos que la instalación eléctrica está mal balanceada en sus diferentes circuitos, ya sea porque se fue modificando con el tiempo o porque  desde sus inicios no fue debidamente calculada por un profesional.

- Al querer modificar algún elemento de madera descubrimos que tiene polilla y su interior esta totalmente dañado. (Me he encontrado con situaciones en las que una cabaña de madera se veía excelente por fuera pero al ver el interior de su piso o de muros están repletos de polilla y la estructura demasiado débil).

- Es posible que haya elementos de albañilería podridos, principalmente muros.


En fin,  hay muchos más posibles imprevistos dependiendo del tipo de edificio, el tiempo de construcción, si fue diseñado por algún profesional, si se le dió mantenimiento desde su construcción, etc.

"Yo siempre recomiendo a mis clientes que consideren hasta un 25% para imprevistos y caprichos".

Es decir, si tienen pensado invertir 1 millón de pesos en la remodelación yo les recomiendo que destinen 750mil pesos para remodelar, de esa forma tendrán 250mil pesos disponibles para estos posibles imprevistos o gustitos, y sino llegaran a necesitar todo de cualquier forma se quedan con una cantidad para ocupar en cortinas, persianas, muebles etc., ya que muchas veces no consideran que la remodelación también va a impactar en su mobiliario y que muchos de ellos ya no van a quedar en el espacio que antes había.

Todo lo anterior representa solamente mi opinión personal, que proviene de mi experiencia de más de 20 años haciendo remodelaciones y construcciones.

¡Espero les haya servido esta información y sigan leyendo más artículos de este blog!

¿Qué es una póliza de mantenimiento?
¿me servirá tener una póliza?